MELANIE KLEIN VII

Continuación Melanie Klein VI
LOS ESTADIOS TEMPRANOS DEL COMPLEJO DE EDIPO
Cuando se comparan los conceptos referentes al complejo de Edipo desarrollados por Freud con los que han sido desarrollados por M.K., es cuando con mayor claridad, podemos percibir aquello que les une, como también lo que les separa y los torna diferentes, tanto para su comprensión como para sacar conclusiones prácticas referentes al tratamiento de los pacientes.
En realidad creo que lo único que les une es el nombre y que se trata de la relación del niño con los dos progenitores, porque a partir de aquí todo son diferencias.
El mundo que nos da a conocer Freud es un mundo presidido por la falocracia, en tanto que el mundo que nos ofrece la Sra. Klein tiene como foco central el pecho.
Freud extiende su complejo de Edipo de los 2 a los 5 años. Melanie lo instaura en el primer año de existencia. Para Freud es entonces cuando surgen los deseos genitales, mientras que para la Sra. Klein estos surgen en el primer año.
Para Freud el complejo de Edipo sucumbe ante el temor a la castración, pero para M.K. el temor a la castración es un aspecto más del temor a ser destruido.
Considera Freud que el heredero y sustituto del complejo de Edipo es la instauración del superego como fundamentalmente prohibición paterna internalizada. Pero M.K. interpreta la instauración del superego, como el resultado de las primeras introyecciones que realiza el bebé.
Opina Freud frente a la elección de objeto una postura más definida, sin embargo la Sra. Klein es de la opinión de frecuentes fluctuaciones en esta elección de objeto.
Freud mantiene la opinión de que la libido se desarrolló en estadios libidinosos concretos, pero M.K. los entiende sobreponiéndose los unos a los otros y además siendo utilizados con arreglo al deseo, bien libidinal, como regalos y objetos reparadores, o bien fanáticamente como armas destructoras.
Si la psicología clásica freudiana se centra en el complejo de Edipo dando una importancia radical a la sexualidad, la psicología de M.K. está centrada fundamentalmente en la relación con el pecho y en todas las ansiedades que se derivan del instinto de muerte, ocupando la sexualidad un puesto derivado e influenciado por lo anteriormente dicho.
Artículo completo:
Advertisements
This entry was posted in Uncategorized and tagged . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s